SYLVESTER STALLONE; UN LUCHADOR DE LA VIDA

Desde muy niño, tenía claro lo que quería ser. Él deseaba convertirse en un gran actor.

Cuando estaba por nacer, el parto se complica y termina dañándole parte de su cara. No tenía el rostro parecido a los estereotipos de hollywood y, por si fuera poco, su problema facial provoca que su voz no suene tan dulce como esperan los directores de película.

Fue rechazado más de mil quinientas veces por las agencias cazatalentos. Según cuenta él mismo, ya había desarrollado una alta tolerancia a los rechazos. Pero se iba quedando sin dinero, sin comida, sin refugio, sin su mujer. De su esposa tuvo que vender sus joyas (robandóselas) para mantenerse. Estuvo a tal punto de la miseria que vendió también a su fiel amigo, su perro Butkus.

Unas semanas después, se encontraba mirando la memorable pelea de Ali vs Chuck Wepner. Fue como si de pronto, viera todo claro. Empieza a escribir y a escribir durante más de veinte horas seguidas, el guión de una película. Lo presenta a algunos directores, ellos le ofrecen $125 mil para quedarse con el guión. Sylvester Stallone pone la condición de que él sea el actor principal. La negociación no va. Más tarde le doblan la oferta, le ofrecen $250 mil sin su participación en la película, Sly tampoco acepta. Le llegan a ofrecer hasta $350 mil pero el actor se mantenía en sus trece.

Los directores doblan el brazo, aceptan que Sylvester Stallone sea el actor principal. Pero la venta del guión queda en la cifra final de $35 mil. Más el sueldo mínimo de un actor de la época.

Y el resto es historia conocida, la película Rocky se convierte en un éxito de taquilla, más de 200 millones de dólares. Luego vienen Rocky II, III, IV, V, Rambo y muchas otras películas con las que seguiría sumando éxitos y millones de dólares.

Sylvester Stallone creyó en su sueño firmemente, superó las dificultades, creyó en si mismo y alcanzó la cima.¿Te atreves a seguir su ejemplo?

SYLVESTER STALLONE; UN LUCHADOR DE LA VIDA SYLVESTER STALLONE; UN LUCHADOR DE LA VIDA Reviewed by Fernando Morón Sequeiros on 15:22 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.