CHUCK WEPNER: UNA HISTORIA DE ENTREGA Y VALOR

Casi nunca, las personas recordamos al número dos, o al perdedor de una batalla. Sabemos quién fue el primer hombre en pisar la luna, quién fue la primera persona en volar en avión, quién es el equipo campeón de fútbol mundial, etc. Pero pocos nos recordamos de las personas que se posicionaron detrás de ellos.

Hoy vamos a recordar a uno de esos personajes olvidados. Todos recordamos al mejor boxeador de todos los tiempos: Muhammad Ali. Pocos a un gran luchador, a un gran hombre: Chuck Wepner.

Le llamaban "el ensangrentado de Bayonne" porque aun cuando ganaba, recibía duras golpizas. Presionaba continuamente a sus rivales hasta que ganaba o lo noqueaban. Su entrenador Braverman decía: "Es el boxeador más audaz que haya conocido jamás. Él hacía su propio juego. No le importaba el dolor. Si alguna vez se cortaba o se golpeaba nunca se fijaba en mí o en el árbitro para pedir ayuda. Era un luchador en todo el sentido de la palabra"

Wepner había pactado con Don King, manager de boxeadores, para una pelea con el entonces campeón mundial, Foreman. Sin embargo, éste fue derrotado por Ali. Así que Wepner, a sus 37 años y con  poco renombre en el boxeo profesional, tenía que enfrentarse al más grande boxeador de todos los tiempos.

Los diarios lo hacían pedazos. Todos apoyaban a Ali y estaban de acuerdo en que sería una pelea de fácil predicción. Los reporteros coincidían en que, para Ali, esta pelea era un entrenamiento. Finalmente, llegó el día de la pelea.

Ali, fiel a su estilo, golpeaba a Wepner quién aguantaba estoico todos los golpes, atacaba cuando tenía la oportunidad. En el noveno asalto, llegó a estar cerca de la victoria, haciendo caer a Ali. Llegó hasta el último round y fue noqueado diecinueve segundos antes del final de la pelea.

Puro dramatismo, pura determinación, pura fuerza de voluntad. Un hombre que ostentaba como gran logro, un título estatal, frente a un campeón en su mejor forma. Uno de los episodios épicos de la historia del deporte en general.

Agréguele usted, querido lector, la lección que quiere obtener de esta historia. Para un tal Sylvester Stallone, le salvó la vida. Su historia la contaremos en un próximo blog.




CHUCK WEPNER: UNA HISTORIA DE ENTREGA Y VALOR CHUCK WEPNER: UNA HISTORIA DE ENTREGA Y VALOR Reviewed by Fernando Morón Sequeiros on 13:22 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.